Actualidad

Desde esta web publicamos noticias y material de interés para empresas.

Consulte la información y puede contactar con nosotros en caso de desear más información sobre una noticia en concreto.

Buscar por fecha

AEST: una asociación SMART

JULY, 2015

La AEST (Asociación de Empresas de Servicio de Tarragona) se constituyó en el año 2006, ante la necesidad de agrupar a las empresas del sector servicios bajo una sola representación, que canalizara las inquietudes del sector frente a los retos que se estaban planteando en ese momento y que necesitaban ser coordinados con los clientes y con los propios empleados.

Utilizando el formato pregunta/respuesta, vamos a intentar explicar lo que es la asociación que tengo el honor de presidir.

 

¿En qué consistían las inquietudes del sector en 2006?

Eran específicas del sector. 

• Teníamos que actuar con una sola voz para coordinar las medidas que se estaban negociando en los diferentes Convenios Sectoriales que nos afectaban.

• Debíamos coordinar los proyectos que por parte de los clientes (AEQT) se estaban tratando de implantar: Formación en Seguridad de los Trabajadores y Auditorías de Seguridad a las Empresas,

• Las propias necesidades de la AEST respecto a sus futuros trabajadores: la Formación Dual y en Alternancia

• Y finalmente, deberíamos realizar el seguimiento y control de todos los proyectos puestos en marcha.

 

¿Cómo pretendíamos poner en marcha y seguir ordenadamente estas inquietudes?

Midiendo y valorando su evolución y resultados 

  • Aplicando de forma unificada los diferentes acuerdos suscritos en los Convenios
  • Poniendo en marcha los planes de Formación para Trabajadores y Supervisores, implementando cursos específicos de Formación, que debían realizar todos los empleados de las empresas.
  • Habilitando Entidades Formadoras que cumpliesen los requisitos exigidos por AEST y AEQT
  • Cualificando a los trabajadores y haciéndoles el seguimiento personal de sus resultados y de la validez de los certificados.
  • Habilitando a la Entidad que realizase un plan de Auditorías de Seguridad a las Empresas.
  • Validando los Currículums de los Auditores y los Procedimientos.
  • Calificando a las Empresas con puntuaciones concretas en materia de Seguridad
  • Calificando y validando los aspectos académicos y los valores personales de los Estudiantes en Formación Dual-Alternancia
  • Siguiendo con los Tutores su paso por las Empresas de acogida
  • Reportando anualmente estos resultados y Premiando a los Mejores.

 

¿Era posible conseguir que estos retos fueran superados con éxito?

Sí, eran Alcanzables y, por tanto, eran garantía de éxito.

Involucraban a todas Empresas y a muchas personas en cada Empresa

Eran retos motivadores y novedosos 

Implicaban a muchos departamentos: Seguridad, Formación, RRHH, Calidad, Dirección, Departamentos Técnicos, Producción……

La Formación de Comisiones se Seguimiento de todos y cada uno de los proyectos, implicó la participación activa de Personas, que vieron como su trabajo y esfuerzo se valoraba de una forma diferente y se proyectaba hacía la Sociedad de una forma clara y eficaz.

 

¿Eran estos proyectos utópicos o suponían algo real?

Eran muy Realistas y estaban al alcance de nuestras posibilidades

Todos los proyectos, de alguna manera ya existían, pero faltaba el cómo canalizarlos, aunarlos, organizarlos, coordinarlos y normalizarlos. Para ello, la AEST se ocupó de trabajar junto al resto de asociaciones y entidades implicadas en hacerlos reales: la AEQT, los institutos de formación profesional, las entidades de inspección, los servicios de prevención, las propias empresas, las organizaciones empresariales, los agentes sociales, los medios de comunicación y, sobre todo, lo más importante: los TRABAJADORES.

 

¿Cuándo debíamos de tener estos proyectos en marcha?

Todos los proyectos tenían unos plazos Temporales para su puesta en marcha. Los plazos de tiempo los fijamos las partes implicadas y cada uno de ellos tuvo su planteamiento independiente, ya que eran distintos pero todos tenían en común a las Empresas, trabajadores y estudiantes.

La entrada en vigor de los Convenios, tenía una fecha límite. 

Las Entidades Formadoras, debían ser seleccionadas con criterios exigentes y dentro de un plazo determinado.

Los Planes de Formación a los Trabajadores debían ponerse en marcha de forma progresiva, pero antes de una fecha establecida que fue acordada entre las partes implicadas con el fin de desarrollar los temarios, elegir al profesorado y confeccionar los test de evaluación.

A continuación, debería seguir vigente para nuevos trabajadores, renovaciones o ampliaciones a Supervisores. Siguiendo estos mismos criterios, cada uno de los proyectos puestos en marcha fueron acotados en el tiempo; otros, por sus propias características, ya tenían sus plazos marcados: fechas de auditorías en base al resultado anterior, cursos académicos, etc.

No hubo prioridades, cada proyecto siguió su curso y los actores intervinientes funcionaron de forma autónoma consiguiendo los objetivos establecidos.

 

Y ahora, ¿qué?

Tenemos en marcha muchos más proyectos, unos que amplían a los anteriores; otros, en el ámbito de la calidad, que está a punto de su implantación; algunos más, de carácter empresarial e internacional ,que ya están en marcha; también hay otros de comunicación y divulgación de nuestras propias capacidades, junto a la Cámara de Comercio, de productividad, convenios en Formación Dual con diversos organismos e Instituciones… En fin, inquietudes que se materializaran siempre con los criterios que nos hemos fijado en

AEST: los criterios SMART.

Fuente: www.smartquimic.com

________________

Por Miguel Ángel Rodríguez del Palacio
Presidente de AEST

 

Documentación adjunta: Descargar

Comparte esta noticia